martes, marzo 18

Cuento...

que me hija Vale (12), escribió un nuevo cuento. Era para la escuela debía ser un relato extraño y seguir por eso mismo algunas pautas. Pero como siempre , a mi me encantó!!!!! y lo quiero compartir con ustedes. Tómense un ratito para leerlo, si?



Un secreto con recompensa.



¡Todavía no se me ocurre ninguna historia para la antología! – dijo Leila.
A mí tampoco, ¡Y encima es para el lunes! – se quejó Sara.
Sí, a mí ya me tiene cansada la seño con esto de tener que inventar cuentos extraños.
Bueno, pensemos juntas, a ver si nos sale alguna idea.
Sara y Leila son dos amigas de lo más compinches. Se conocieron en el jardín de infantes, y desde entonces son inseparables y viven un montón de aventuras juntas. Esta vez, la maestra de 4° grado, les había pedido que redactaran un cuento extraño, y así formar una antología y contarles las historias a los alumnos más chiquitos.
En ese fin de semana las chicas habían planeado ir a la playa para inspirarse con la tarea. Ese viernes el lugar estaba desierto y había puesta de sol. Y Sara y Leila caminaban sobre la orilla del mar. Mientras contemplaban los colores del cielo, iban inventando historias, cada una más disparatada que la otra.
¡Ay Sara! ¡Mirá eso! – exclamó de pronto Leila señalando una huellas en la arena.
Esas huellas no eran del todo normales. Eran marcas de las suelas de algún par de zapatos. Como si alguien hubiera pisado algo que le quedó pegado. Algo marrón y con olor dulce. Algo como …
¡¿Chocolate?! – preguntó Sara descolocada mientras examinaba la arena.
Sí, definitivamente era chocolate líquido. ¿Pero de donde había salido?
Sara, ¡Sigamos las huellas! – dijo Leila entusiasmada
Mmm, pero tu mamá nos dijo que no nos alejáramos mucho. A demás ya se está haciendo de noche. No sé. – dudó ella, miedosa, porque todo eso le resultaba bastante extraño.
Pero fijémonos solamente para donde van, y si se alejan mucho nos volvemos.
¿Me lo prometés?
Si amiga, ¡vamos!
Leila consiguió convencer a Sara, y las dos , agarradas de la mano, siguieron las huellas. Caminaron varios minutos en silencio, pero las huellas no parecían terminar.
Leila, volvamos. El sol ya se fue y las huellas siguen. – pidió Sara
Bueno, está bien, pero mañana volvamos.¡Quiero ver hacia donde nos conducen!
Eh… es que…bueno.- respondió Sara por fin, pero no muy conforme.
¡Siii!- exclamó Leila contenta, abrazando a su amiga.
El sábado a la tarde las chicas se encaminaron hacia la playa. No tardaron en encontrar nuevamente las huellas y las siguieron. Pasó media hora, y vieron que las huellas entraban en una cueva escondida entre la maleza y rocas grandes. Entraron. Todo estaba oscuro y una voz, que no pudieron identificar de quién era, dijo:
¿La contraseña?
Antes de que pudieran reaccionar, otra voz contestó:
Águila agridulce.
Pase- volvió a decir la primera voz.
Se abrió una especie de puerta. Ya adentro, como había luz, pudieron distinguir que había un gran cartel de colores que decía: "FÁBRICA DE HUEVOS DE PASCUA". Las chicas se miraron. Dentro, había una máquina gigante para hacer huevitos. Los trabajadores no eran exactamente personas, sino… ¡conejos! Pero no conejos comunes. Éstos hablaban y estaban vestidos como las personas. ¡Hasta con zapatos! Y estaban empapados en chocolate. Al ver a las chicas, todos se escondieron detrás de la máquina. Parecía que ésta había rebalsado y el chocolate había caído sobre ellos.
¡Ay! – gritó Sara entusiasmada. - ¡¡Son los conejitos que fabrican los huevos de pascua!!
¡¡Siiiii, es verdad!!
Las amigas corrieron hacia los conejos y comenzaron a atormentarlos con preguntas. Los "animalitos" se dieron cuenta de que ellas sólo eran dos niñitas y no iban a hacerles nada. Ya cuando todos estaban más tranquilos, llegó el rey de los conejos , el que repartía los huevos, con otro conejo al lado. Les explicó a las chicas que como se habían atrasado con los huevos, habían puesto a funcionar la máquina al máximo, pero esta no aguantó y rebalsó de chocolate. Y que por eso él había salido a buscar a un mecánico para que la arreglara, pero había caminado toda la noche sin suerte, dejando marcas del espeso chocolate en la arena. Pero recién , por fin, había encontrado a alguien. Sara y Leila no podían creer lo que estaban oyendo. ¡Habían visto al conejo que repartía los huevos de pascua!¡Eso era sueño de todo chico!. Pero este era bastante vivo y les propuso que si ellas no decían nada a nadie, para el domingo, el les dejaría muchos más huevitos que a todas las personas.
¡Claro que siii!- aceptaron las dos sin dudarlo.
Ya se hacía de noche y las chicas volvían cansadas, a sus casas. Ese fin de semana habían vivido algo inolvidable, e iban a recibir muchas golosinas. Pero lo malo, era que no se les había ocurrido ningún cuento para el lunes. Sin embargo, las dos tuvieron un 10. ¿Y por qué? ¡Porque contaron su propia experiencia! Claro, que en ningún momento dijeron que lo que habían escrito fuera verdad.
Autora: Valentina S.

17 comentarios:

Gisela dijo...

INCREÍBLE;FANTÁSTICO!!!
Como dicen por ahí de tal palo tal astilla. Un consejo urgente lapiz,papel, color y a la editorial. Cuando lo editen quiero uno para mi biblioteca.
Me encantó.
Un abrazo desde la orilla de la Elba para las artistas de la orilla de la Setúbal.

Laura dijo...

Como se va poner de contenta "La Vale", con el elogio!!!
Gracias Gise!!!

ana dijo...

Enhorabuena Valentina S, es una delicia de cuento!!! Estoy viendo esas huellas en la arena... qué dulce relato!!! Un beso

Del dijo...

Salió a su madre...Excelente cuento, excelente forma de narrar...
Confieso que me identifico un poco con tu hija: cuando salía de la escuela nacional de danzas (sí, estudié danza clásica :), pasaba a buscar a mi papá por la oficina en microcentro, y me dejaban usar las máquinas de escribir...yo relataba historias...pero nunca tan lindas como estas que escribe tu nena...
Sobre tus comentarios: viví en Valencia España durante todo el año 1998. La verdad, no fue un buen año. Fuí por insistencia de mis padres, y mi amor estaba de éste lado del Atlántico, y para colmo, se me ocurrió leer "Rayuela" de Cortázar...snif..:(. En esa época sólo había internet en las empresas (poner en casa era caro) y todavía no había cibers...así que ahorraba para llamarlo por teléfono una vez por semana...no me quiero ni acordar...
Sobre los papeles: sí, guardame lo que encuentres!!!Desde que empezamos a contactarnos que tengo ganas de enviarte algún regalito por correo, pero no quería incomodarte al ser tan confianzuda...:)Después nos pasamos las direcciones por mail, si?
Gracias Lau por tus comentarios y por acompañarme a diario...

Del dijo...

Me olvidaba!!! Me preguntabas por una muestra, que está "como quemadita": son una especie de rulos de lana adheridos con el pirograbador, se derrite un poco la lana y se presiona con el dedo (así te queda el dedo después...:)

Mimi dijo...

Qué lindo!!! Ya se los paso a mis niños para que lo lean!!!!!!!

Laura dijo...

Ani!!!!!!gracias!!!!!

DEl!! que increíble la cantidad de elementos y técnicas que utilizas y aplicás en tus trabajos!!!!! Es muy motivante!!!

Te mandé un correo!!


Mimí!!! Me pone feliz que se lo pases a tus chicos!

Del dijo...

Mientras me dejabas en comentarios el aviso de tu mail, yo estaba redactando la respuesta!!

bett/ dijo...

felicitaciones para Valentina es un hermoso relato y regalo para pascuas...besitos Lau

Laura dijo...

Hola Bett, paso las felicitaciones a Valentina...gracias de las dos!!!!!!

linda dijo...

que hermoso!!!!
y yo que ando en campaña para juntar huevitos de pascua para mis niñas del hogar. El domingo 30 de marzo, tenemos una actividad con las niñas. Espero que mis amigos y contactos y estos adorables conejitos me hagan llegar unos huevitos bien sabrosos para las niñas.

Si las vieras, creo que te enamorarías de sus caritas de contentas.

cariñosº

Laura dijo...

Me imagino, creeme que me imagino, sus caritas!!!!
Suerte con todo lo tuyo!!!! Y mándales por favor saludos a las niñas de parte de tu amiga argentina!!

linda dijo...

no te preocupes Laurita, entiendo que por la distancia, no sería posible recibir tus huevitos, y creeme que aquí también estan caritos. Pero por suerte ya han llegado algunos, de sorpresa, de amigos que me cooperan para esta noble causa.

Y cuando tengo las fotitos, las voy a publicar,para que conozcan a estas lindas pequeñas que ya se han llevado mi corazón.

Es tan mágico contar contigo, a pesar de la distancia, te siento amiga, y eso va en serio, me siento una ingrata, nunca cumpli con mandarte un obsequio que dije que te enviaría. Pero es que de veritas mi tiempo recién está girando, estoy encotrando mi norte, y en moementos de introspección, por causa del amor y faltas ilusiones, en fin. Lo importante es que estoy de vuelta.

cariños amiga

Emi dijo...

-Un cuento excelente, que buena imaginación, ahí que motivarla para que escriba más...tiene buena pinta...Con mucho cariño Emi.
-Gracias por visitarme...

Marcela Calderón dijo...

Qué lindo, Lau! debés estar muy muy orgullosa!

Del dijo...

Ahora si que estoy ansiosa!!Gracias Lau!!

文章 dijo...

avdvd,色情遊戲,情色貼圖,女優,偷拍,情色視訊,愛情小說,85cc成人片,成人貼圖站,成人論壇,080聊天室,免費a片,視訊美女,視訊做愛,免費視訊,伊莉討論區,sogo論壇,台灣論壇,plus論壇,維克斯論壇,情色論壇,性感影片,正妹,走光,色遊戲,情色自拍,kk俱樂部,好玩遊戲,免費遊戲,貼圖區,好玩遊戲區,中部人聊天室,情色視訊聊天室,聊天室ut,成人遊戲,免費成人影片,成人光碟,情色遊戲,情色a片,情色網,性愛自拍,美女寫真,亂倫,戀愛ING,免費視訊聊天,視訊聊天,成人短片,美女交友,美女遊戲,18禁,三級片,自拍,後宮電影院,85cc,免費影片,線上遊戲,色情遊戲,日本a片,AV女優